No esperes al último día! Ven y habla con nosotros! 

Muchos de nuestros pequeños compañeros, tanto perros como gatos, lo pasan fatal durante las berbenas. Pero qué podemos hacer nosotros?

signos de miedo.jpg

Crear un entorno seguro.

Es muy importante que nuestras mascotas se sientan seguras durante esa noche para así disminuir los niveles de estrés, ansiedad y nerviosismo.  

Debemos crearles un espacio lo más seguro posible y para ello debemos escoger el sitio más silencioso de la casa, aquel donde el sonido de los petardos se vaya a escuchar menos.  Allí les podemos poner su camita, el transportín o algo acomodado donde ellos se puedan esconder en el momento del ruido si lo necesitan.  

Es por esto que debemos anticiparnos, y crearles estos espacios antes de que llegue el día, ya que si lo hacemos todo en el momento en que ellos ya están asustados es posible que no lo entiendan como un lugar seguro, sinó quizás como otro factor de estrés.

Para ayudar a que se sientan bien en este sitio, nos podemos ayudar de feromonas caninas o felinas.  Los animales detectan el olor de las feromonas y en muchos casos hacen que se sientan bien y agusto en ese lugar. Podemos usar adaptil en el caso de los perros y feliway en el de los gatos.  Os recomendamos que uséis el difusor eléctrico en la habitación donde hayáis creado el "espacio seguro".  

En el caso de los perros también existe el collar y se lo podéis poner a ellos en vez de enchufar un aparato.  Pero en cualquiera de los dos casos es interesante hacerlo con antelación (una semana antes) y no empezar a usar estos productos el mismo día en el que se van a tirar los petardos.  

A la izquierda podéis ver algunas de las muestras de miedo que se pueden observar en perros. En los gatos siempre es más complicado, pero orejas agachadas, esconderse, orinarse fuera de la caja, pueden ser algunas de las señales de que nuestro gato tiene miedo.  

Si ya lo sabemos lo mejor es prevenir. 

No debemos forzarlos a salir a la calle en los momentos en que hay petardos y siempre debemos llevarlos atados, ya que un petardo tirado por sorpresa puede causar el pánico en nuestro perro y que éste salga corriendo desesperadamente sin mirar hacia dónde y sin atender a nuestra llamada.

En casa debemos actuar con normalidad, no sobreprotegerlos, pero a su vez ser atentos y amables. Podemos acariciarlos y hablarles pausadamente de manera que ellos perciban nuestra tranquilidad. 

PERO Y SI TODO ESO NO ES SUFICIENTE?

Si detectamos que a pesar de todos nuestros esfuerzos nuestra mascota está aterrorizada, sabremos que debemos tratarla con medicación para intentar disminuir esa ansiedad. 

Para quienes ya saben que su mascota tiene mucho miedo es conveniente que os acerquéis a vuestro veterinario al menos 1 o 2 semanas antes de las berbenas, para que de ese modo podamos iniciar los tratamientos con traquilizantes naturales, que aunque en algunas ocasiones por sí mismos no nos solucionan el problema, nos permitirán en la noche de San Juan disminuir las dosis de otras medicaciones y harán que nuestro animal tenga una mejor respuesta a los fármacos que utilicemos.

Todavía viene mucha gente pidiendo la pastilla de los petardos.  Estas pastillas hace mucho tiempo que los veterinarios las estamos dejando de usar ya que eran unos comprimidos que no permitían al animal moverse o reaccionar, pero percibían exactamente igual los estímulos externos, por lo que tenían miedo igual, solo que no podían mostrarlo porque casi no se podían mover.  

Los productos que usamos hoy día producen una tranquilización general y son mucho más seguros que aquellas pasatillas, pero hay que usarlos con antelación para saber qué efectos van a tener sobre nuestro compañero.

Desde Eixample Veterinaris os invitamos a venir a hablar con nosotros, explicarnos vuestro caso e intentar encontrar la mejor solución para cada caso.  Intentaremos que San Juan no sea una pesadilla para nuestros pequeños compañeros... 

feliway-adapt.jpg